Video cedido por la empresa de imagen barbateña Producciones Baessippo
Descarga un vídeo del parque Natural de la Breña 

 Desde hace pocos años,  Zahara de los Atunes,Barbate, Caños de Meca, Zahora y Vejer   son el objetivo de multitud de turistas que duFoto Original de Antonio Aragónrante los meses de julio y agosto disfrutan de sus playas y gastronomía. Sin embargo, es frecuente que el viajero pase por estas costas  sin disfrutar plenamente de lo que ofrecen. El pinar de la Breña, situado entre Barbate y Caños, genera una calidez que contrasta con la bravura del océano Atlántico. Una jornada en él nos hará recapacitar sobre las indudables virtudes del sol invernal y nos confirmará que estas tierras pueden ofrecer aspectos muy  interesantes en meses distintos a los de verano..
 

 

Atendiendo a características físico-naturales, se distinguen cuatro grandes unidades ambientales:

  1. La sierra del Retín, última prolongación de la sierra del Aljibe hacia el litoral, donde la vegetación ha sido casi destruida. En los macizos quedan algunas  asociaciones de alcornoques (Quercus suber) con acebuches (Olea europaea). Aparece también un matorral denso muy degradado de jara (Cistus populifolius) , rusco (Ruscus aculeatus), mirto (Myrtus communis) , malva (Malva hispanica) , coscoja (Quercus coccifera) , brezo (Erica spp.) , labiérnago (Phillyrea angustifolia) , lentisco (Pistacia lentiscus) y palmito (Chamaerops humilis) 
  2. La franja costera,Vista territorio bajo y arenoso constituido por sedimentos arcillosos del Cuaternario. Presenta un matorral denso formado por lentisco, retama, sabina y coscoja, así como el típico barrón (Ammophila arenaria).
  3. La campiña, un paisaje de terrenos alomados que ocupa todo el sector Norte del término municipal. Es un terreno propicio pata la agricultura, de ahí que la vegetación arbórea haya prácticamente desaparecido, quedando algún que otro acebuche y un matorral denso de lentisco, coscoja y palmito
  4. El Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate, de carácter marítimo y terrestre, cuenta con un total de 4.737 Ha de zonas protegidas en las que se distinguen cuatro ecosistemas de un alto valor ecológico:
  • Un acantilado costero que alcanza los 100 m sobre el nivel del mar y se extiende desde los Caños de Meca hasta la playa de la Yerbabuena. Está constituido por masas calcareníticas y grandes paquetes margosos y arcillosos formado como resultado de la compactación de la arena que dio lugar a la formación de un arrecife litoral. Debido a movimientos orogénicos se produjo el levantamiento de éste dando lugar a un acantilado inicial que al ser  sometido a un fuerte proceso  de erosión provocado por el impacto del oleaje y facilitado por la presencia de margas en su base dio lugar al desprendimiento de los niveles más altos. Se puede encontrar pruebas de este hecho al hallarse fósiles calcáreos en distintos estratos del acantilado  En la pared del acantilado se desarrollan comunidades vegetales adaptadas a ambientes salinos como la barrilla ( Salsola vermiculata) y el almajo salado (Arthrocnemun macrostachymun) . Nidifican aquí gran número de aves como la garcilla bueyera (Bulbucus ibis) , garceta (Egretta garcetta) y gaviota patiamarilla (Larus cachinnas).
  • Foto original de Antonio AragónEl pinar, en el borde del acantilado. Es un extenso bosque de pino piñonero (Pinus pinea) y algún pino carrasco (Pinus halepensis) , acompañado de un denso matorral mediterráneo formado por lentisco, sabina, enebro, coscoja, romero. Entre la fauna encontramos cernícalos (Falco tinnunculus) , lechuzas (Tyto alba) y ratoneros (Buteo buteo) .
  • Los sistemas marinos (940 Ha), que incluyen un área de fondos rocosos desprendidos del acantilado. Destacan varios tipos de algas y moluscos como el bígaro enano (littorina neritoides) y la lapa (Patella caerulea).
  • Las Marismas del río Barbate, protegidas e incluidas dentro del Parque Natural en 1994. Constituyen un importante enclave de apoyo para el tránsito de aves desde las dos bahías gaditanas, así como zona de descanso en las rutas migratorias. Entre otras especies, se pueden observar: terreras marismeñas (Caladrella rufescens) , terreras comunes ( Caladrella cinerea), cogujadas (Galeridas cristata) , canasteras (Glareola pratincola) , lavanderas blancas (Motacilla alba) , boyeras (Motacilla cinerea), buitrones (Citíscola jundicis) y avefrías (Vanellus vanellus) .

 

©Las fotos con marcos son originales de Antonio Aragón Fernández